Empresas que han confiado en MCAT®

Colector de Neblina MCAT®

Un colector de neblinas filtra la neblina generada por los refrigerantes y aceites usados durante los procesos de mecanizado húmedo y metalurgia.

El resto de refrigerante no recolectado y la neblina de aceite maquinado pueden acumularse sobre las máquinas, paredes, techos y provocar pisos resbalosos; lo que genera un entorno de trabajo excesivamente riesgoso y de alto mantenimiento.

Este tipo de dificultades pueden ser controladas con la instalación de un extractor de neblina. Es por eso que MCAT® ofrece una amplia gama de colectores de neblinas que eliminan los contaminantes submicrónicos de la atmósfera en la planta.

Los colectores de neblinas son sistemas que aseguran el aumento de la eficiencia en las actividades laborales, contribuyendo a la reducción de consumo de energía y no requieren de mantenimiento constante.

Nuestros colectores de neblinas

Son sistemas de extracción localizada que permiten la captura, transporte y depuración de emisiones generadas a partir de los diferentes procesos de mecanizado húmedo con enfriamiento líquido (aceite soluble). Estas neblinas se dispersan rápidamente en el ambiente y generan problemas secundarios en la planta.

Nuestros colectores de neblinas, proporcionan una solución efectiva y económica para los distintos maquinados de CNC, además de otras aplicaciones en el sector industrial.

El bienestar de los empleados, las buenas prácticas laborales y la reducción de emisiones contaminantes hacia el ambiente son de vital importancia para MCAT®. Por tal razón, se recomienda el uso de colectores de neblinas en zonas de producción industrial.

¿Por qué instalar un colector de neblina?

Las empresas del sector industrial, deben asegurarse de instalar un extractor de neblina o colector de neblina para contribuir con el cuidado de la salud y la seguridad de los empleados; de esta manera, se cumple con las regulaciones gubernamentales que restringen la exposición a la neblina de aceite.

La exposición a la neblina de aceite puede provocar graves daños a la salud que van desde irritación de ojos o piel y dificultad para respirar, hasta dolores de cabeza y fatiga.

En casos más extremos, la neblina de aceite también puede aumentar el riesgo de padecer cáncer, enfermedades de la piel y del sistema respiratorio.

Estos efectos secundarios pueden ser evitados en un 75% con la instalación de un sistema colector de neblina, además de aumentar la productividad y efectividad de los procesos de producción en la empresa.

La siguiente tabla detalla el límite de cada organización para la exposición a la neblina. Si los empleadores no cumplen con estos límites impuestos por OSHA, la organización puede escribir citas que resultarán en multas.

Para determinar la calidad del aire en su ubicación, debe consultar a los higienistas industriales.

La siguiente tabla detalla el límite de cada organización para la exposición a la neblina.

Límite de exposición permisible de OSHA

  • 5 mg / m3 durante 8 h / día, 40 hrs / semana

  • [OSHA, Tabla Z-1, 9/6/12]

Límite de exposición recomendado por NIOSH

  • 5 mg / m3 a 10 h / día, 40 hrs / semana

  • 10 mg / m3 ST – período de 15 minutos

Guía de bolsillo de NIOSH para riesgos químicos, p. 237, 7/7/16

  • Valores límite de umbral de ACGIH

  • 5 mg / m3 durante 8 h / día, 40 hrs / semana

  • [TLV y BEI Book, 7ª ed., 2018]

OSHA (Administración de Seguridad y Salud Ocupacional)

NIOSH (Instituto Nacional de Seguridad y Salud Ocupacional)

ACGIH (Asociación que Promueve la Salud Ocupacional y Ambiental) restringen la cantidad de neblinas (refrigerante y aceite) a las que están expuestos los empleados.

Soluciones en filtración de aire y sistemas de extracción de partículas

Sin importar cuáles sean sus necesidades de filtración o las especificaciones que busca en un colector de neblina, tenemos la solución adecuada para usted, con el respaldo de nuestra red especializada de servicio y soporte técnico.

Conozca más sobre los colectores de neblina y equipos de extracción de MCAT®.

SOLICITE SU COTIZACIÓN